¿QUÉ HEMISFERIO CEREBRAL

   UTILIZAS   MÁS?

 

—¿Y yo qué sé? —contestó Edu sin saber muy bien a qué se refería Wip.

—Haz test y lo sabrás.

—Pues empezamos bien ¡odio los test!

—Puntúa 1 – 5 cada palabra.

—Espera que me entere —Edu se miró el test y pudo entender lo que el escueto Wip le decía— O sea, que según como me identifique con cada palabra le doy un número ¿1 es el mínimo y 5 es el máximo?

—Afirmativo, si.

         TEST:

  • 1 – meticuloso
  • 2 – idealista
  • 3 – organizado
  • 4 – artista
  • 5 – razonador
  • 6 – soñador
  • 7 – hablador
  • 8 – imaginativo
  • 9 – controlador
  • 10 – inventor
  • 11 – perseverante
  • 12 – creativo
  • 13 – calculador
  • 14 – emocional
  • 15 – preciso
  • 16 – soñador
  • 17 – matemático
  • 18 – intuitivo
  • 19 – previsor
  • 20 – músico

 

—Ya lo he hecho y ¿ahora qué?

—Suma el resultado de números pares.

—Ya está. Supongo que te refieres a la valoración que le he dado a los números que son pares y que están a la izquierda de cada palabra ¿no?

—Afirmativo. Suma el resultado de números impares.

—Ya está. Lo mismo de antes ¿no?

—Evidentemente.

—Y ahora ¿qué?

—Marca en gráfico ⇒ Resultado de suma números pares ponlo en D. Resultado suma números impares ponlo en I.

 

 

—¿Y?

—Pares = representa  hemisferio cerebral derecho (HCD) → Márcalo en la —hizo una pausa para ver si Edu lo seguía— Impares = representa hemisferio cerebral izquierdo (HCI) → Márcalo en la I.

—¡Qué flipe tío! ¡El hemisferio cerebral derecho ni lo uso! 

—Seguimos lección.

—Oye ¿este test es fiable?

—Más – menos. Hay margen error como todo test.

—Wip oye ¿cómo puedo espabilar mi hemisferio cerebral derecho? Y ya que me pongo, también tendría que poner a punto al hemisferio cerebral izquierdo.

—Sigue metodología.

—Tío y digo yo, que como tú eres tan listo —Intentó camelárselo— Podrías enseñarme algún truco rápido  —Edu empezó a soñar, la verdad es que no le costaba mucho dejarse llevar por la imaginación— Te imaginas que tocando el libro, las lecciones penetraran en mi cerebro y se quedaran grabadas para siempre y…

¡Despierta!

—¡Jo! ¿es que los trakarianos no soñáis despiertos?

—Seguimos lección —Wip iba a piñón fijo y no le permitía a Edu ninguna distracción— Según estudios realizados por Roger Sperry   y su equipo, cada hemisferio cerebral tiene características distintas

 

     CARACTERÍSTICAS HEMISFERIOS    CEREBRALES

HCI                                                         HCD
racional                                                intuitivo
objetivo                                               imaginativo
Blanco-negro                                        color
paso – paso                                         relación
memorístico                                         espacial
lógico                                                  artístico
repetitivo                                             innovador
lenguaje                                              imágenes
prudente                                             aventurero
escéptico                                             receptivo
rutinario                                              creativo
detallista                                             global = gestalt                                        
numérico                                             relaciona
motórica derecha                                 motórica izquierda                                             
campo visual derecho                           c. visual izquierda                                  
sucesivo                                              a la vez =  globalización                                     
temporal                                             atemporal
lineal                                                  holístico
convergente (árbol)                             divergente (bosque)                                      
cerrado                                               abierto
comprensión (¡ah!)
reconoce rostro
leer mapas

 

—¿A qué te refieres con sucesivo?

—1 – 2  –  3  

—¡Ah! Y ¿convergente?

—Busca diccionario

—Sé lo que significa, pero no sé lo que significa en este contexto —Dijo Edu con retintín.

—Convergente = arbol. Divergente = bosque

—¡Ah! O sea, que los que tienen predominio del HCD ven el bosque, pero no ven el árbol ¡je, je, como Vangot! Y los que son del HCI ven el árbol, pero no el bosque.

—¡Terrícolas especie interesante!

—¿Por qué dices eso? —Preguntó Edu molesto.

—Tenéis tesoro, no utilizáis ¡lástima!

—Oye listillo, que yo no me meto contigo, ni con los trakarianos. Si no utilizamos todo el cerebro, es porque nos lo han puesto y no nos han dado el libro de instrucciones como a vosotros y además —Edu estaba tan enfadado, que le escribió toda una epístola de réplica.

—Siento herir tus sentimientos.

—Además, con lo listo que dices que eres, no sé cómo hablas tan mal mi idioma, sin usar artículos, ni preposiciones, ni nexos de unión, ni

—Conozco tu idioma  —le interrumpió Wip

—Entonces ¿por qué escribes tan mal?

—Economía lenguaje.

—Pues macho, pareces un robot —Edu estaba irritado y replicaba todo lo que Wip le decía— ¿Qué significa economía lenguaje? No me digas que hay que ahorrar hasta para hablar.

—Economía lenguaje = sólo utiliza palabras clave. La comprensión es igual o mejor.

—¡Ah! Hombre visto así —se quedó pensativo—, la verdad es que hay mucho libro por ahí que explica las cosas con un rollo impresionante, lo que se podría decir en 2 hojas, lo cuentan en 20. Tienen muchísima paja y además se repiten como la cebolla. Y a la hora de estudiar me hace perder mucho tiempo, me acabo aburriendo, me desconcentro y dejo el libro.

—Perfecto, has captado —soltó Wip impaciente.

—Oye ¿me ayudarás a sacar el grano de la paja de forma rápida?

—Es tarde necesitas dormir, tus neuronas reponer fuerza.

—Ok, hasta mañana —Edu bostezó, se estiro y sin tan siquiera apagar la luz, se fue a la cama.

Edu se levantó tarde, se fue con sus amigos, aunque estaba pensativo y ausente. Quería decirle a la peña que chateaba con un trakariano, pero se sentía inseguro. ¿Y si sólo era un sueño? Pero lo vivía con tanta intensidad que tenía que ser real a la fuerza.

Se marchó a casa e intentó estudiar, pero no se concentraba, el examen era el lunes y no había dado un palo al agua, además el temario era denso y la economía del lenguaje como decía Wip, brillaba por su ausencia.            

Esa noche no salió a pesar de la insistencia de los amigos. Se puso el despertador a las 1:55 A.M.   y…

—Wip ¿estás ahí?

Al otro lado de la Red, nadie contestó.

—¿Wip?

Después de una hora de insistencia sin obtener respuesta abandonó y confundido se fue a la cama, intentó dormir, pero no pudo.

¿Será un sueño? —le asaltaron las dudas—  ¡Uf qué lío! —Volvió a intentarlo— Wip anda contesta.

Pero no hubo respuesta.

Al día siguiente intentó estudiar, pero la concentración la tenía “in off”. El lunes llegó al examen mordiéndose las uñas y evidentemente…

—Cariño ¿cómo te ha ido el examen? —le preguntó su madre, aunque sólo con verle la cara sabía la respuesta.

—¡Fatal! —Contestó lo más seco que pudo.

—Vaya, si esta vez te he visto estudiar más que nunca.

—Sí, pero las cosas se están poniendo duras —contestó con acritud.

Su madre lo miró con cariño, sabía que si estudiara más podía sacar mejores notas. Se lo había dicho tantas veces y de formas tan distintas que, en ese momento se limitó abrazarlo. Sintió su tristeza y no le preguntó nada más.

Pasaron los días y siempre al acostarse dejaba el ordenador encendido por si acaso a Wip se le ocurría conectar.  Y una noche

Click. Click. Click.

Edu se despertó, fue corriendo al ordenador y…

—¡Wip!

—¡Hola!

—¿Se puede saber por qué has estado tanto tiempo sin conectar? —y de carrerilla le soltó— Lo he intentado de todas las formas posibles, con todos los buscadores del mercado y, nada —se paró un momento—. ¿Dónde estabas? Además, he suspendido el examen de anatomía. Confié en ti y

—¡Stop! Demasiados caracteres. 

1º   No   pude   conectar.

2º  Tenías   que   suspender.

3º  No   te…

—Que gracia ¡tenía que suspender! —ahora fue Edu quien interrumpió a Wip— Si me hubieses explicado las técnicas de concentración, lectura rápida, sacar el grano de la paja, los mapas mentales esos. Al menos hubiese sacado un cinquillo —Escribió de carrerilla y seguro que, si se lo hubiese dicho verbalmente, se hubiese quedado sin respiración.

—¡Edu tenías que suspender!

—Si tío, pero me estoy jugando la beca y siento que la suerte me abandona. Mis padres me han dicho que no me van a dar más oportunidades y me voy a tener que ir a trabajar de camarero o de yo que sé.

—¡Stop! Seguimos lección.

—Macho ¡pero qué seco eres!

—¿Sabes si eres inteligente?

—¡Tío! —exclamó Edu como diciendo «ahora me vienes con esas»— Siempre me han dicho que tengo un alto cociente intelectual, pero como soy un vago, no le saco partido a mi inteligencia.

—¿Sabes cuantos tipos de inteligencia existen? ¿cuántas utilizas tú?

—Pues, el de eres inteligente o ¿eres inteligente?

—Observa este gráfico.

 

TIPOS DE INTELIGENCIA

 

 

—Existen varios tipos inteligencia. Puedes desarrollarlas + trabajarlas todos ellas.

—O sea, que cuantas más tipos de inteligencias trabaje, más inteligente seré. 

—Efectivamente.

—¿Y esto es porque cada inteligencia se desarrolla en una región del cerebro? —Edu seguía razonando y dándose cuenta que era muy lógico lo del cerebro multi-inteligente— Así que cuantas más habilidades desarrolle más inteligente seré, porque todas las áreas cerebrales las tendré activas —ya se imaginaba el cerebro con muchos circuitos soltando chispas de colores— y además aumentaré las conexiones entre las neuronas ¿no?

—Efectivamente

—Pero como puedes comprender ahora la inteligencia espacial,  la musical o la verbal me importan un carajo.

—Cuanto más desarrolles toda tu capacidad cerebral, más inteligente serás.

—Pero ahora sólo me interesa pasar los exámenes ¿no comprendes? —Edu se estaba desesperando.

—Usar cerebro al completo te hará tener visión más global. Aprenderás más rápido y facil.

—¿Cuándo vamos a entrar en materia? —Edu sólo sabía que tenía la agenda llena de exámenes y que le faltaban horas para aprenderse el temario, a no ser que Wip le enseñara a leer a la velocidad del rayo, a concentrarse a tope, etc.

—Seguimos lección. Ahora haz otro test → Para que sepas cuál es tu relación estudio.

—¿A qué viene eso? ¿Un test para saber mi relación con el estudio? —se empezó a impacientar. Lo que le faltaba, no tenía el cuerpo para hacer más test. Así que, se le despertó el sarcasmo— ¿Qué pasa, que en trakolandia no dais un paso sin hacer un test?

—Si no sabes dónde vas, no llegas meta. Haz test.

—Ok. A ver de qué va. Sólo lo contestaré para mi.

—Todo tuyo. Se sincero. Responde el por qué.

  TEST

1º.- ¿te gusta estudiar?  

2º.- ¿disfrutas aprendiendo?

3º.- ¿te aburres estudiando?

4º.- ¿te concentras?

5º.- ¿entiendes lección?

6º.- ¿crees   que es util estudiar?

7º.- ¿te gusta leer?

8º.- ¿eres organizado?

9º.- ¿eres constante estudiando?

10.- ¿escribes?

11º.- ¿dibujas?

12º.- ¿te gusta música?

13º.- ¿sabes hablar público?

14º.- ¿te gusta bailar?

15º.- ¿participas clase?

16º.- ¿por qué estudias?

17º.- ¿titulo = para qué te sirve?

18º.- ¿estudias tu gusto?

19º.- ¿cuál es tu meta?

20º.- ¿estás seguro conseguir meta?

 

—Wip pero qué mal escribes, la mitad de las preguntas las tengo que adivinar.

—¿Me entiendes?

—Si tío, pero…

—Haz test.

Lo terminó en unos minutos y evidentemente con réplica incluida.

¡Ya está! ¿ahora qué? —y como si estuviera haciendo un monólogo, siguió escribiendo— Este test me permitirá hacerme consciente de lo que me gusta y de lo que no —continuó con el soliloquio— Y digo yo ¿para qué tengo que saber ahora dibujar, bailar,  música y demás chorradas que preguntas?

—Cuantas más habilidades cerebrales practiques, más inteligente serás.

—Sí, ya me lo has dicho. Pues colega, te puedo asegurar que ahora no me queda tiempo para ir a clases de baile o de dibujo. Bastante tengo con el examen del jueves que es un tochazo. Además yo soy un negado para la danza.

—Eso ya veremos.

—¡Ya! —Replicó de nuevo.

—Es importante test inicial. Repetirás final metodología.

—¿Otra vez? —Resopló.