Cada vez que aprendo algo, tengo una sensación especial.

Porque el adquirir un conocimiento nuevo me hace ensanchar mi horizonte. Es como si se me diera la oportunidad de poder entender más la vida, es como si el Universo me concediera el honor de, compartir sus secretos conmigo.

Toda mi vida la he pasado estudiando. “Creo que hasta para nacer, tuve que hacer oposiciones”. Pero por desgracia, nadie me enseñó a estudiar.

Durante los años del instituto y de la facultad, me los pasé “hincando los codos” literalmente hablando.

Pero por suerte desde hace unos años a través de distintas técnicas de estudio y también con diversas habilidades como la PNL (programación neuro-lingüística), la música (Inner Sound, efecto Mozart), el dibujo, la pintura, la escritura y múltiples métodos más; aprendí a estimular y desarrollar más mi capacidad cerebral.

Esto ha hecho que, hoy te pueda contar mi experiencia con el aprender”.

Por eso me complace invitarte a que descubras:

La magia de aprender”.        

                                                  Marina